Nuestra Pedagogía propone

Abordar la formación moral y ética del estudiante conjuntamente con la formación académica.

Se trabaja interpenetrando los contenidos curriculares con conceptos y valores para la vida interna y para la convivencia basados en la Logosofía, ciencia para la superación humana.

Sobre la formación moral y ética, la escuela ofrece un espacio para vivenciar valores tales como:
• la alegría  • la tolerancia
• la libertad • la amabilidad en el trato
• la gratitud • la obsequiosidad sincera
• la amistad

Un ambiente de respeto y de afecto que propicia el desarrollo de las funciones de estudiar, aprender, enseñar, pensar y realizar mediante:

• La participación responsable
• La práctica en resolver conflictos
• El diálogo reflexivo
• El cultivo de la creatividad en todos los órdenes
• El trabajo en equipo